Gómez, “encantado” con el trabajo de los nuevos fichajes, Inma Lavado y Bruna Paixao

La plantilla del Extremadura Arroyo se entrena desde ayer al completo, después de la incorporación de las dos jugadoras brasileñas, Isabela Quiuqui y Bruna Paixao, a la disciplina del equipo extremeño, y la primera reacción de su técnico, Adolfo Gómez, tras ver las evoluciones del equipo ha sido la de asegurar que se muestra “encantado” con el trabajo de los dos nuevos fichajes, la pacense Inma Lavado y la rematadora de ala Paixao.

 

Gómez ha afirmado que ya era consciente de la aportación de Quiuqui, después de la gran temporada cuajada la campaña pasada, en la que fue elegida mejor central de Superliga 2 (S2), “y tras ver en acción a Inma y Bruna, he podido constatar que nos ayudarán en muchas facetas del juego, más allá de las estrictamente suyas por su demarcación en el campo”.

 

Aunque debido a la altura de la pretemporada en que se encuentra el conjunto cacereño, el cuerpo técnico planifica sesiones tácticas con movimientos y sistemas básicos de juego, Gómez quiere comenzar esta semana ya a intercalar algunos planteamientos un poco más ambiciosos, de cara al torneo triangular que se está previsto que se dispute el próximo sábado en la capital lusa, ante CV Lisboa y Os Belenenses.

 

En este trofeo no serán de la partida ni Yohana Rodríguez ni Laura Pallero, por diferentes motivos, pero en ambos casos con el pertinente permiso del club.

 

Adolfo Gómez también ha incidido en el “fenomenal” ambiente de trabajo en el que se llevan a cabo los entrenamientos, “tanto por parte de las más veteranas, como de las más pequeñas, que con su presencia y ayuda nos ayudan a realizar unas sesiones muy intensas y al mismo tiempo muy amenas”.

 

Compartir: