El último baile (por Pablo Talavera)

No es cierto que el Arroyo de voley esté ya descendido, aún tiene opciones de salvarse.
He leído en varios medios que el Extremadura-Arroyo está virtualmente descendido y no es cierto. Me explico:

Voley Playa Madrid y Barça tienen tres puntos más, por lo que lo único que puede hacer el Arroyo para empatar es ganar a Alcobendas por 3-1 o 3-0 y que el VP Madrid pierda en Menorca por 3-1 o 3-0 o el Barça haga lo mismo en Haro. En caso de empate a puntos y con el mismo número de victorias, según el reglamento de la Real Federación Española de Voleibol, se contabilizan:

1º: El equipo con mayor cociente de set en toda la competición.

2º: El equipo con mayor cociente de puntos en toda la competición.

3º: Aplicar los puntos primero y segundo, pero solo en enfrentamientos directos.

El Extremadura-Arroyo tiene 20 set a favor y 52 en contra (-32); VP Madrid 22 a favor y 49 en contra (-27); y Barça, 24 y 50 (-26).

Imaginemos el caso más favorable: que Arroyo gana 3-0 y Barça y VP Madrid pierden 3-0: Arroyo -29, Barça -29 y VP Madrid -30. Desciende VP Madrid.

Si Arroyo gana 3-0, Barça pierde 3-0 y VP Madrid 3-1: Arroyo -29, Barça -29 y VPMadrid -29. Habría que ir al cociente de puntos: Arroyo 1507-1696 (-189), Barça 1560-1712 (-152) y VPMadrid 1451-1665 (-214). Faltaría contabilizar los puntos de la última jornada, pero sería aún más favorable a Arroyo, por lo que el descendido en este caso también sería el VP Madrid.

Si el Barça pierde 3-1 tendría -28 de cociente en set, que es inalcanzable para Extremadura-Arroyo, por lo que el Barça está salvado en todos los casos.

Si Arroyo gana 3-1 y el VP Madrid pierde 3-0, el cociente en set quedaría Arroyo -30 y VP Madrid -30 y ya hemos visto que el cociente de puntos desciende al VP Madrid.

Cualquier otro resultado desciende al Extremadura-Arroyo. Resumiendo:

–Si Arroyo gana 3-0 y Madrid pierde 3-0 o 3-1. Se salva.

–Si Arroyo gana 3-1 y Madrid pierde 3-0. Se salva.

Son tres combinaciones de resultados de las 36 posibles. Suma a favor que el Arroyo juega en casa y el VP Madrid fuera. En contra, que Alcobendas se juega los playoff por el título y el Menorca nada.

Un descenso virtual es cuando matemáticamente no estás descendido pero el único resultado que te salva es prácticamente imposible que se dé (ejemplo: ganar por 30 a 0 en futbol).

Todo esto significa que Extremadura-Arroyo lo tiene muy difícil, pero no es un descenso virtual. Y en deporte se han visto cosas mucho más complicadas que esta.

Por eso, lo extraño es que todo el ambiente que rodea al club esté hablando de homenajes y de lo histórico que han sido estos años, cuando se tendría que estar aunando esfuerzo para ir a la última batalla a quemar hasta la más mínima posibilidad de salvar la categoría. Por otro lado, es comprensible ya que el club no ha hecho más que vivir ascensos de categoría uno detrás de otro y no está acostumbrado a moverse en estos terrenos dónde hay que agarrarse a un clavo ardiendo para no caer.

Por eso animo a las Princesas de Arroyo y a todos sus seguidores a que crean en que se puede conseguir la permanencia y a que luchen por ello hasta el final. Y si luego se desciende, ya tendremos homenajes y diremos aquello de “que nos quiten lo bailao”. Pero todavía nos queda “el último baile”.

Pablo Talavera

Compartir: