El Arroyo se queda con la miel en los labios

El Extremadura Arroyo se complica su existencia. Ayer, cuando todo hacía indicar que el equipo de Adolfo Gómez conseguiría la proeza de batir al Haro Rioja Voley, el oficio de las jugadoras visitantes fue determinante para aguar la fiesta a unas arroyanas que acabaron cediendo por 2-3. Un jarro de agua fría, sobre todo teniendo en cuenta la victoria por 1-3 de VP Madrid en Tenerife. Así, el máximo representante extremeño del voleibol femenino vuelve a ocupar el farolillo rojo.

En un partido no exento de emoción, las extremeñas se alzaron con los dos primeros sets (25-22 y 25-18) gracias a la actuación de Maguette Mbow y Graceli Do Monte, ambas con 20 puntos en su estadística final.

Ya en el tercero las cosas comenzaron a torcerse para los intereses cacereños cuando el Extremadura Arroyo cedió por 22-25. En el cuarto acto volvieron a aparecer los fantasmas y el cuadro local dio nuevamente su brazo a torcer para dejar escapar el set por idéntico resultado al anterior.

Y todo ello gracias a la presencia de piezas como Rocío Gómez en la escuadra visitante. La jugadora del equipo riojano, que acabó con 29 puntos en su haber, fue determinante en la reacción riojana.

En el quinto y definitivo juego, el Extremadura Arroyo logró contar con una importante ventaja en el marcador (12-10), pero un parcial de 0-5 para el cuadro visitante, con la omnipresente Rocío Gómez al saque, certificó la victoria final para el Haro Rioja.

Cabe destacar que las cacereñas contaron con la sensible baja de su capitana, Yohana Rodríguez, por motivos laborales, aunque su puesto fue cubierto por Alba Pizarro de forma digna.

Compartir: