El Extremadura Arroyo firma una épica victoria ante IBSA Palmas (3-2) abandonando el puesto de descenso

El Extremadura Arroyo ha firmó ayer una épica victoria ante el IBSA CV CCO Palmas ACE GC por 3-2 (21-25, 25-15, 25-23, 20-25 y 15-13), un triunfo con el que abandona el puesto de descenso de categoría en el que llevaba situado casi desde el principio de la competición, en un encuentro que se resolvió en un emocionante quinto set, que hizo vibrar a la afición local por segunda vez esta temporada.

El conjunto extremeño, liderado por una inconmensurable Maguette Mbow, máxima anotadora de su equipo (16 puntos), fue de menos a más, llegó a mandar en el marcador por 2 juegos a uno, e incluso tuvo el coraje de sobreponerse a la expulsión de su entrenador, Adolfo Gómez, en el cuarto set, con 4-9 en el electrónico, para llegar incluso a llevar la iniciativa en el electrónico.

Por su parte, el cuadro canario, después de un notable primer juego, desapareció en el segundo de la cancha, firmó una horrible estadística en el apartado de saque (19 errores), cuestión que propició una más que estimable ayuda a la victoria local.

En el bando arroyano, Mbow estuvo bien secundada en el apartado anotador por Yohana Rodríguez (13) y Jessika Soares (12), mientras en el IBSA Palmas, su máxima anotadora fue Saray Manzano (18 puntos), seguida de Bely Nsunguimina (14) y Macy Ubben (13).

Tras un 4-1 de salida para la formación cacereña, parcial que se repitió en los dos sets siguientes, el cuadro insular cogió la iniciativa en el electrónico merced al efectivo saque de Manzano, que dinamitó el sistema receptor de su oponente, y los ataques por zona ‘4’ de ésta y Ubben, que propiciaron el parcial de 21-25.

En la segunda manga, el Extremadura Arroyo sufrió una catarsis total, comenzó a cerrar mejor el bloqueo, a ser más eficiente en la defensa en segunda línea y llevar en mejores condiciones la pelota a su colocadora, Beatrix Meléndez-Pál, que desplegó un brillante juego de primeros tiempos con la senegalesa Maguette Mbow y la brasileña Soares, para dejar al equipo visitante en unos pobres guarismos de 15 puntos.

El tercer set, que se antojaba crucial para el devenir del partido, se jugó a cara de perro desde el primer punto, aunque siempre fue el conjunto canario, a excepción del 4-1 inicial, el que mandó en el marcador (7-9, 9-12, 17-20, 19-22), pero justamente en ese momento, tuvo lugar una poderosa reacción local con Jessika Soares al saque, y la escuadra de Arroyo infligió un severo parcial de 5-0 (24-22), que posibilitó su victoria por 25-23.

En el cuarto juego el IBSA Palmas volvió a ser el equipo dominador del primer set, y con 4-9 fue expulsado Gómez por protestar al árbitro una acción de juego, circunstancia que en lugar de lastrar a las jugadoras extremeñas, sirvió de acicate para que le dieran la vuelta al marcador (12-11).

Sin embargo, la eficiencia del ataque por laalas de UBben. Manzano y Nsunguimina concretó el 20-25 final, y la disputa el quinto set.

En éste, después de sucesivos empates a 3, 4, 6 y 7, el IBSA logró una mínima renta de dos puntos (7-9), aunque esa desventaja rápidamente fue enjugada por la efectividad del bloqueo cacereño (12-10).

Tras lograr la igualada el cuadro visitante a 13, el Extremadura Arroyo, con dos grandes defensas y certeros contraataques, firmó el definitivo 15-13, que conlleva el abandono del puesto de colista y mirar al futuro con un poco más de optimismo y menos ansiedad.

Compartir: